┬┐Qué aporta Lex en la Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo?

Una gran parte del trabajo de los operadores jurídicos, sean abogados o escribanos, es la realización de negocios jurídicos.
Estos negocios, al igual que los procesos, para ser llevados a cabo con éxito requieren de algunas acciones en las que se intercambia información sensible y que pueden dar indicios de actividades ilegales.
Tal como sucede con los expedientes, los negocios tienen etapas y formalidades que deben cumplirse y que sobre todo para nuevos profesionales del equipo pueden representar un desafío, con Lex cuentan con una guía y a su vez, para el supervisor, representa una herramienta de control y gestión.
Si bien existen algunas cuestiones que son evidentes en la detección de una situación de LAFT, en otras circunstancias el límite es muy subjetivo, es allí donde se debe instrumentar un scoring.
Lex permite implementar las matrices de riesgo que mejor entienda el profesional sobre cada negocio que se realiza.
Como en cada paso, Lex es extremadamente flexible y personalizable, de esta manera:

SE PREVIENEN ERRORES.

Toda la información al momento de realizar un análisis de PLAFT se encuentra respaldada por fuentes de datos tales como el F.B.I, la O.F.A.C, O.N.U, la Unión Europea, el Banco Central del Uruguay, además de las noticias que se pueden encontrar en portales de gran prestigio en Google, como ser INFOBAE, NYTimes, Bloomberg, etc.
Cuando un cliente se registra o se actualiza en Lex se puede indicar que es PEP, pero si no se indica, Lex buscará algún documento de identidad que coincida con los reportados por el Banco Central del Uruguay.
Todos los documentos almacenados en Lex para un cliente son contrastados con información del F.B.I, O.F.A.C, O.N.U. y U.E.
Todos los informes una vez cerrados, conservan la información recaba en el momento histórico y se puede exportar a PDF con un detalle completo, para justificar la decisión ante el organismo fiscalizador.


Matriz de riesgo

Risk Matrix Report

Colocamos gráficos para ser aún más claros y así evitar errores.
Con la matriz de riesgo, evítese problemas de PLAFT.

PLAFT Screen

Nuestros robots

LEX cuenta con 5 robots. El primero se denomina Alejo, otro se denomina Emma, el tercero es denominado Floppy, tenemos un cuarto llamado Paloma y un último llamado Alejandro.

Alejo

Este robot se encarga de analizar los expedientes de nuestros clientes, en dicho análisis realiza estudios del lenguaje para intentar determinar lo que el Juez ha fallado.
Hace lo mismo con los cedulones que lee de la casilla de comunicaciones del Poder Judicial.
A través de técnicas complejas como la distancia de Levenshtein, Hamming y la medición de la métrica de palabras (entre otras técnicas) determina si el texto que se ha leído merece ser notificado al usuario.
Alejo lee más de 1.500 expedientes por hora, analizando mensualmente varios Terabytes de información.

Emma

Este robot se encarga de analizar las inscripciones registrales en la Dirección General de Registros.
Mediante el análisis de los datos ingresados toma nota de todos los cambios detectados en las inscripciones, evitando que los profesionales deban navegar por horas en el sitio web del Registro.

Floppy

Este robot trabaja en minería de datos con la base de datos del Poder Judicial.
Mediante el análisis al igual que Alejo, releva toda la base de datos a nivel Nacional del Poder Judicial.
Cuando Floppy detecta que un expediente está caratulado con un dato de nuestro interés nos remite una alerta para que estemos atentos.

Paloma

Este robot trabaja en minería de datos con la base de datos de la Dirección General del Registro de Estado Civil.
Cuando detecta que se ha publicado una partida de defunción nueva lo avisa al interesado.

Alejandro

Este robot escanea la base de datos de jurisprudencia nacional armando tags, vinculando jueces con sentencias y expedientes con las mismas.
Estas sentencias se usan en LEX al momento de generar un juicio o un expediente.
Al mismo tiempo analiza el Diario Oficial buscando coincidencias para las alertas configuradas.
Se denomina Alejandro, por la biblioteca de Alejandría la cual se adjudica a Ptolomeo I Sóter y Alejandro Magno.